En Maquinaria Alfo lanzamos ALFO CABLES para perforadoras, atendiendo el requerimiento de nuestros clientes, diseñando un cable de acero milimétrico hecho en México con máxima duración y menor desgaste.

El elemento básico que compone nuestro sistema de carga, elevación, tracción y amarre, es el cable o tirantes de acero, los cuales están presentes en casi todos los equipamientos, como son eslingas, grúas, perforadoras, malacates, etc.

La industria hoy no puede funcionar sin los cables de acero; donde sea necesario elevar, desplazar o amarrar una carga estarán presentes los cables acerados para perforadoras, que son una parte fundamental en diversas máquinas y muy importante en actividades industriales, construcción, transportación y carga de materiales.

¿POR QUÉ UTILIZAR ALFO CABLES?

  • Tenemos el cable milimétrico para sus perforadoras hidráulicas de cualquier marca.
  • Máxima duración, menor desgaste.
  • Entrega inmediata.
  • Soporte técnico y comercial.
  • Chip para evitar accidentes y tiempos muertos.
  • Certificados de calidad.
  • Ofrecemos las siguientes medidas 18mm. / 22 mm. / 26 mm. / 30 mm.
  • Contamos con equipo de ventas e ingenieros para dar soporte técnico/comercial en cualquiera de las etapas del proceso de compra, instalación, uso y descarte del cable.
  • El cable se fabrica bajo la Norma API 9-A , que es la norma internacional que rige el diseño y características de resistencia de los cables de acero.
  • Los tirantes de acero se fabrican bajo la Norma Europea EN13414 con casquillos de aluminio prensados.
  • Nuestros cables cuentan con un chip que ayuda al usuario a diagnosticar la fecha prevista de cambio evitando accidentes y tiempos muertos.

IDENTIFICACIÓN DEL CABLE DE ACERO

El cable de acero, además de identificarse por sus componentes básicos, también se distingue por su construcción y torcido.

La identificación del cable por su construcción se realiza fundamentalmente por tres puntos:

  • El número de torones en el cable.
  • El número de alambres en el torón.
  • El arreglo geométrico de los alambres en el torón, de tal forma que un cable 6x19S está formado de 6 torones de 19 alambres cada torón y con arreglo Seale. Un cable 19×7 está formado por 19 torones

SELECCIÓN DEL CABLE ADECUADO

Son muy diversos los factores que influyen en la vida del cable de acero; para obtener un mejor servicio, al seleccionarlo deben tomarse en cuenta principalmente los siguientes:

  • Capacidad de carga adecuada.
  • Resistencia a la fatiga.
  • Resistencia a la abrasión.
  • Resistencia a la corrosión.
  • Resistencia al aplastamiento.

CARACTERÍSTICAS DE LOS CABLES / TIRANTES DE ACERO

En el cable de acero, los alambres, los torones y el alma, son elementos básicos para su fabricación, estos están colocados alrededor de un centro con un patrón determinado de una o más capas para formar torones, que se colocan alrededor del alma para formar un cable de acero.

En la mayoría de los cables o tirantes de acero, a los torones y alambres se les da la forma helicoidal que tendrán cuando el cable esté terminado, por lo que al realizar un corte al cable, los torones y alambres permanecerán en su lugar, características que dan a los cables mayor estabilidad.

El torcido de los cables de acero puede ser torcido regular (alambres en posición opuesta a la de los torones) o torcido Lang (alambres y torones en la misma dirección).

  • El torcido regular proporciona al cable más facilidad en el manejo y mayor resistencia a la formación de “cocas o dobleces”, asimismo es más difícil que se destuerza.
  • El torcido Lang es ligeramente más flexible y muy resistente a la abrasión y fatiga, aunque tiende a destorcerse, por lo que deberá usarse solo en aquellos casos en que ambos extremos estén fijos, impidiéndoles girar sobre si mismos.

Tanto el torcido regular como el Lang pueden fabricarse en dirección derecha o izquierda, siendo el torcido más común el regular derecho.

VIDA DEL CABLE / TIRANTE DE ACERO

Son muy diversos los factores que influyen en la vida del cable de acero; para obtener un mejor servicio, al seleccionarlo deben tomarse en cuenta principalmente los siguientes aspectos.

  • Capacidad de carga adecuada: Es la resistencia a la ruptura del cable seleccionado para soportar la carga de trabajo y con un factor de seguridad que debe ser de 5 a 1.
  • Resistencia a la fatiga: Es la capacidad para soportar los efectos de flexión y vibración a los que está expuesto el cable durante su trabajo.
  • Resistencia a la abrasión: Es la propiedad del mínimo desgaste por fricción en relación directa a la severidad de los factores abrasivos a los que puede estar sujeto el cable de acero.
  • Resistencia a la corrosión: Es la capacidad de minimizar los factores corrosivos presentes en el medio en que trabaja el cable, ya sea mediante el galvanizado en los alambres, lubricantes especiales o de ambos.

MANEJO DEL CABLE / TIRANTE DE ACERO

  • Por lo general los cables deben suministrarse en carretes de madera, es de suma importancia manejar el cable en forma correcta para evitar daños al mismo.
  • Para extraer cable del carrete es conveniente colocar una barra a través del centro de este y levantarlo de tal forma que gire libremente.
  • Nunca debe permitirse que se formen “bucles” o “cocas” al enrollar o desenrollar un cable.
  • Si se maneja en rollos, una persona debe sujetar el extremo del cable, mientras que otra rueda el rollo sobre el piso, permitiendo que el cable se desenrolle en forma natural.
  • El cable deberá guardarse bajo techo y evitar el contacto con humedad o gases.
  • Cuando se pasa de un carrete a otro, el cable deberá sacarse por arriba del carrete yendo a la parte de arriba del carrete vacío (nunca cruzado).
  • Cuando se instale cable nuevo, se debe trabajar sin carga en un par de ocasiones para permitir que se “acomode”.
  • Las poleas por donde pasa el cable de acero deberán estar debidamente calibradas al diámetro del cable y la ranura en perfecto estado.

Los cables / tirantes de acero se lubrican durante su proceso de fabricación, de modo que cubra todos los alambres. Una buena lubricación ayuda a proteger los alambres de la corrosión, pero sobre todo permite que los alambres se muevan mejor mientras el cable está trabajando y de esa manera se acomoden para compartir mejor la carga de trabajo. Es recomendable aplicar lubricante al cable de forma periódica.

Para obtener el óptimo rendimiento de un cable de acero, es indispensable conocer las condiciones de operación a las que se sujetará y utilizar la construcción adecuada para el trabajo, tomando en cuenta la resistencia requerida y el factor de diseño más conveniente.

COMPONENTES BÁSICOS DEL TIRANTE DE ACERO

  • Alambre: La materia prima en la fabricación del tirante es el alambre de acero.
  • Torón: El torón de un cable se forma por el enrollamiento helicoidal de un número determinado de alambres alrededor de un elemento central. A cada número y disposición de los alambres se le conoce como construcción.
  • Alma: El alma es el centro del cable de acero, que puede ser de fibra o acero, sobre el cual están torcidos helicoidalmente los torones. Una de las funciones del alma es la de proveer soporte a los torones del cable cuando se encuentra en operación y condiciones de carga.

Resultado de imagen para partes del cable de acero

RECOMENDACIONES GENERALES

El cable deberá guardarse bajo techo y evitar en lo posible el contacto con la humedad, gases, etc.

Al colocar un cable nuevo a un equipo, deberá permitirse que el cable trabaje algunas veces sin carga o con la carga mínima y permitir que se acomode a su trabajo. Una vez trabajando deberán evitarse en la medida de lo posible las cargas o liberaciones repentinas.

Una causa común que acorta la vida de un cable es el estado de las poleas por donde pasa; como ya se mencionó, debe tenerse cuidado que la garganta de las poleas tenga el tamaño adecuado. Una polea corrugada o con escoriaciones acorta tremendamente la vida de un cable. Asegúrese de que las poleas giren libremente.

LUBRICACIÓN

Los cables son lubricados durante su manufactura y es esencial que un lubricante adecuado se mantenga durante su vida de trabajo.

La lubricación desempeña las siguientes funciones primordiales:

  • Disminuye el rozamiento interno entre los alambres y torones.
  • Retarda y disminuye el riesgo de corrosión.
  • Contribuye a la conservación del alma.

INSPECCIONES PERIÓDICAS

La inspección regular de las condiciones de un cable de acero es uno de los factores que se deben cuidar para prevenir posibles causas de deterioro en el mismo. Por otra parte, estas inspecciones ayudan a determinar cuándo un cable de acero debe ser reemplazado. La frecuencia de las inspecciones quedará establecida dependiendo de las condiciones ambientales a las que se encuentre sometido el cable, a la aplicación específica del mismo, la frecuencia de utilización, etc.

Cuando exista incertidumbre del estado real del cable, es necesario solicitar el apoyo de personal calificado para la inspección del cable.

En Maquinaria Alfo contamos con equipo de ventas e ingenieros de planta para dar soporte técnico/comercial en cualquiera de las etapas del proceso de compra, instalación, uso, y descarte del cable.