¿Quién es Merlo y por qué es una empresa exitosa?

Seguramente sabrán, si han seguido nuestro blog, que las autohormigoneras que ponemos a su disposición son de la firma Merlo. Pero ¿Quién es Merlo y por qué depositar su confianza en esta célebre empresa? Se trata de una industria dinámica, que siempre está a la vanguardia en la fabricación de maquinarias sofisticadas para diversas industrias, como la agrícola y la de construcción.

Merlo es una asociación empresarial que se ha convertido en un referente del mercado internacional cuando se habla de equipos como las Autohormigoneras o los cargadores telescópicos. No se trata de una ensambladora, sino de una industria verticalizada, que se encarga de desarrollar, diseñar y confeccionar la mayoría de sus componentes en Italia, lo que permite ofrecer la mejor solución a los requerimientos de los clientes. El éxito de la firma estriba en su capacidad de saber adelantarse a las exigencias de los demandantes, así como a sus más de 50 años de experiencia en lo relativo a la innovación y la investigación, con lo que han conseguido crear productos únicos que le han valido múltiples premiaciones a nivel global.

Fundado en el año de 1964, el Grupo Merlo exporta más del 90% de su producción mediante una red extensa de filiales, así como miles de concesionarios. Entre los productos de su catálogo destacan los ya mencionados telescopios giratorios o fijos, la autohormigonera Dbm que en Alfo ponemos a su alcance, las plataformas Mpr autropropulsadas y los transportadores polivalentes. Cada uno de estos productos de Merlo maquinaria México destaca por su originalidad, su innovación, así como su fiabilidad, asimismo, estos han vuelto a dicha célebre firma de origen italiano en una de las preferidas para muchas industrias.

Se trata de una historia de éxito que vale la pena conocer, para reconocer el esfuerzo de quienes permiten que hoy en día muchas operaciones de agricultura, construcción, minerías, protección civil, entre otras, se realicen de manera eficiente. ¡Gracias por su atención!

Deja un comentario