Lo que deben saber sobre el proceso constructivo del muro Milán

Lo que deben saber sobre el proceso constructivo del muro Milán

Ya hemos hablado en otras entradas sobre el llamado muro Milán o muro pantalla, sin embargo existen algunos aspectos que aún no señalamos y que vale la pena conocer; tal es el caso del proceso constructivo de este tipo de muro, el cual implica una serie de puntos importantes para que su funcionalidad esté garantizada. En esta nueva entrada de nuestro blog les explicaremos dicho proceso constructivo además de algunos detalles que no está de más conocer.

El uso de los muros pantalla es algo relativamente nuevo, pues sus orígenes se remontan hace más de 60 años, cuando los ingenieros de nacionalidad italiana Marconi (1953) y Vender (1952) los descubrieron de forma casi simultánea.  Desde entonces se han convertido en una cimentación de suma utilidad para diversos proyectos de construcción en todo el mundo.

Los muros Milán son una especie de cimentación profunda.

Actúan a manera de muros de contención, y se utilizan en áreas donde no es posible garantizar la estabilidad de las excavaciones sin sujeciones, intentando con ello reducir las deformaciones, así como las filtraciones de agua. En los grandes proyectos urbanos, con el fin de lograr mayor espacio de uso en las construcciones, se proyectan subsuelos o sótanos que logran alcanzar hasta los 20 m de hondura. Los muros Milán son una solución óptima ante los costos altos de terrenos y ante los requerimientos de conseguir más superficie. Cabe agregar que para su creación es preciso contar con cierto equipo con diversos tipos de almejas hidráulicas o mecánicas, como la maquinaria Solimec México que ponemos a su alcance, de modo que los muros se realicen de la mejor manera posible y con la mayor seguridad.

Una vez dicho esto, hablemos a continuación del mencionado proceso constructivo del muro Milán y de las facetas que implica.

Creación de un murete guía en el cual el muro será construido

Dicho murete cuenta con funciones variadas, como:

  • Fungir como soporte armadura.
  • Orientar al equipo excavador.
  • Inhibir que el terreno de la parte superior de la zanja se caiga debido a los golpes del equipo excavador.

 

Fase de excavación

En esta fase deben de ser excavados los paneles a una longitud que oscile entre los 3 y los 6 m. Dicha excavación se debe de alternar, haciendo que queden impares las zanjas sin excavar o viceversa, y al culminarse la construcción de esta, deben de ser excavadas las otras.

Fase de colocación de la armadura

La armadura se tiene que armar de forma previa, y para que su colocación sea efectiva, debe ser elevada con ayuda de una grúa para su introducción en el panel.

Junta colocada

Se emplean encofrados de metal con junta lateral, los cuales son colocados antes de efectuarse el hormigoneado; estos tienen que ubicarse entre el panel excavado y el panel que será excavado con posterioridad. Con estos se garantiza la continuidad de las excavaciones y se emplean como eje de orientación para perforar los paneles.

Fase de hormigoneado o de vaciado de concreto

En esta se emplea tubería tremie con la finalidad de lograr una profundidad de hasta 3 m superior a la parte posterior del hormigón e inhibir que resulte contaminado al ser mezclado con el lodo bentonítico que la zanja posee.

Creación de las vigas de coronación

Estas vigas hechas de hormigón consisten en un elemento de unión de todos los paneles en la parte superior. Antes de su construcción, las pantallas son descabezadas, y se quiebran los últimos 50 m por 2 motivos, a saber:

  • Para que sea eliminado el hormigón que resulte de mala calidad y que quede en las cabezas, a causa de que de manera general resulta contaminado con el lodo bentonitico.
  • Para que las armaduras queden descubiertas.

Fase de excavado hasta la cota de anclado

En esta fase se prosiguen las excavaciones del recinto interno del muro Milán, para que pueda pasarse a la ejecución de los elementos de soporte, es decir de los puntuales y los anclajes, a medida que las excavaciones se vayan efectuando. Una vez hecho esto se pasa a la fase final de construcción de la estructura.

Como puede observarse se trata de un proceso complejo que requiere de maquinarias y de personal capacitado, de modo que el muro pantalla pueda cumplir su funcionalidad de contención de la mejor manera posible.

Durante las excavaciones, al igual que en otras cimentaciones profundas, tienen que tomarse en consideración el nivel freático. La existencia de agua causa una reducción de las características y de las propiedades de resistencia en suelos saturados, asimismo, produce una presión extra sobre el frente de la excavación.

Con esta información adicional les garantizamos que la construcción de su muro pantalla se efectuará de manera efectiva y segura. Les invitamos a que nos contacten si desean adquirir maquinaria Solimec para la construcción de los muros pantalla, o para solicitar cualquiera de nuestros productos como la perforadora hidráulica. ¡Gracias por su visita!

Deja un comentario