¿Por qué es tan importante el muro Milán en la construcción?

¿Por qué es tan importante el muro Milán en la construcción?

La construcción ha encontrado en el muro Milán un elemento fundamental al momento de llevar a cabo los diversos proyectos arquitectónicos, es en este sentido en donde nos podemos percatar de que tener elementos estructurales relacionados con la cimentación profunda en verdad tiene un gran peso dentro de los resultados que se pueden obtener. Este tipo de muro también se le suele conocer bajo el nombre de diafragma o pantalla, y básicamente podemos mencionar que se trata de una pared de concreto que está reforzada.

Leer más
Lo que deben saber sobre el proceso constructivo del muro Milán

Lo que deben saber sobre el proceso constructivo del muro Milán

Ya hemos hablado en otras entradas sobre el llamado muro Milán o muro pantalla, sin embargo existen algunos aspectos que aún no señalamos y que vale la pena conocer; tal es el caso del proceso constructivo de este tipo de muro, el cual implica una serie de puntos importantes para que su funcionalidad esté garantizada. En esta nueva entrada de nuestro blog les explicaremos dicho proceso constructivo además de algunos detalles que no está de más conocer.

El uso de los muros pantalla es algo relativamente nuevo, pues sus orígenes se remontan hace más de 60 años, cuando los ingenieros de nacionalidad italiana Marconi (1953) y Vender (1952) los descubrieron de forma casi simultánea.  Desde entonces se han convertido en una cimentación de suma utilidad para diversos proyectos de construcción en todo el mundo.

Los muros Milán son una especie de cimentación profunda.

Actúan a manera de muros de contención, y se utilizan en áreas donde no es posible garantizar la estabilidad de las excavaciones sin sujeciones, intentando con ello reducir las deformaciones, así como las filtraciones de agua. En los grandes proyectos urbanos, con el fin de lograr mayor espacio de uso en las construcciones, se proyectan subsuelos o sótanos que logran alcanzar hasta los 20 m de hondura. Los muros Milán son una solución óptima ante los costos altos de terrenos y ante los requerimientos de conseguir más superficie. Cabe agregar que para su creación es preciso contar con cierto equipo con diversos tipos de almejas hidráulicas o mecánicas, como la maquinaria Solimec México que ponemos a su alcance, de modo que los muros se realicen de la mejor manera posible y con la mayor seguridad.

Una vez dicho esto, hablemos a continuación del mencionado proceso constructivo del muro Milán y de las facetas que implica.

Creación de un murete guía en el cual el muro será construido

Dicho murete cuenta con funciones variadas, como:

  • Fungir como soporte armadura.
  • Orientar al equipo excavador.
  • Inhibir que el terreno de la parte superior de la zanja se caiga debido a los golpes del equipo excavador.

 

Fase de excavación

En esta fase deben de ser excavados los paneles a una longitud que oscile entre los 3 y los 6 m. Dicha excavación se debe de alternar, haciendo que queden impares las zanjas sin excavar o viceversa, y al culminarse la construcción de esta, deben de ser excavadas las otras.

Fase de colocación de la armadura

La armadura se tiene que armar de forma previa, y para que su colocación sea efectiva, debe ser elevada con ayuda de una grúa para su introducción en el panel.

Junta colocada

Se emplean encofrados de metal con junta lateral, los cuales son colocados antes de efectuarse el hormigoneado; estos tienen que ubicarse entre el panel excavado y el panel que será excavado con posterioridad. Con estos se garantiza la continuidad de las excavaciones y se emplean como eje de orientación para perforar los paneles.

Fase de hormigoneado o de vaciado de concreto

En esta se emplea tubería tremie con la finalidad de lograr una profundidad de hasta 3 m superior a la parte posterior del hormigón e inhibir que resulte contaminado al ser mezclado con el lodo bentonítico que la zanja posee.

Creación de las vigas de coronación

Estas vigas hechas de hormigón consisten en un elemento de unión de todos los paneles en la parte superior. Antes de su construcción, las pantallas son descabezadas, y se quiebran los últimos 50 m por 2 motivos, a saber:

  • Para que sea eliminado el hormigón que resulte de mala calidad y que quede en las cabezas, a causa de que de manera general resulta contaminado con el lodo bentonitico.
  • Para que las armaduras queden descubiertas.

Fase de excavado hasta la cota de anclado

En esta fase se prosiguen las excavaciones del recinto interno del muro Milán, para que pueda pasarse a la ejecución de los elementos de soporte, es decir de los puntuales y los anclajes, a medida que las excavaciones se vayan efectuando. Una vez hecho esto se pasa a la fase final de construcción de la estructura.

Como puede observarse se trata de un proceso complejo que requiere de maquinarias y de personal capacitado, de modo que el muro pantalla pueda cumplir su funcionalidad de contención de la mejor manera posible.

Durante las excavaciones, al igual que en otras cimentaciones profundas, tienen que tomarse en consideración el nivel freático. La existencia de agua causa una reducción de las características y de las propiedades de resistencia en suelos saturados, asimismo, produce una presión extra sobre el frente de la excavación.

Con esta información adicional les garantizamos que la construcción de su muro pantalla se efectuará de manera efectiva y segura. Les invitamos a que nos contacten si desean adquirir maquinaria Solimec para la construcción de los muros pantalla, o para solicitar cualquiera de nuestros productos como la perforadora hidráulica. ¡Gracias por su visita!

Leer más
Ventajas de la aplicación del muro Milán

Ventajas de la aplicación del muro Milán

El muro Milán, también conocido como muro pantalla, se construye al efectuar una excavación profunda, como en los casos de realizar una cimentación, las cuales tienen  la doble misión de resistir los empujes del terreno y evitar o limitar la entrada de agua a este. Brindan muchas ventajas al momento de edificar un inmueble de grandes alturas, como poder generar mayores desarrollos en superficies más amplias y realizar una cimentación en el menor tiempo posible, ya que la estructura sirve como muro de apuntalamiento.

Leer más
Usos y características del muro Milán

Usos y características del muro Milán

El muro Milán es una pared especial de hormigón, que servirá para la estructura con el fin de realizar una construcción subterránea, un ejemplo puede ser un metro subterráneo, plaza comercial, estacionamiento, etc., y por lo general se usa en lugares donde hay una alta población cercana.

Este tipo de muro es realmente importante para iniciar una estructura con nivel subterráneo.

Para poder trabajar dentro de ella y obtener un mayor espacio, son adecuados para la mayoría de los suelos y su colocación produce una pequeña cantidad de vibración y ruido por la almeja que se utiliza en vez de maquinaria de devastación directa, lo que beneficia para trabajos realizados cerca de las estructuras existentes.

El sistema de excavación consiste en un cubo de almeja con el mismo grosor de la pared que se construirá, el cual se maneja y distribuye en maquinaria Alfo. La excavación se lleva a cabo con paneles primarios y secundarios, lodo de polímero. Los paneles están reforzados con jaulas de acero prefabricadas. Antes de bajar la jaula, la lechada en la zanja debe ser tratada y limpiada. La pared se puede usar como soporte de excavación, elemento de cimentación o como estructura de contención para el flujo de agua subterránea.

En Maquinaria Alfo contamos con el mejor equipo Soilmec, donde se tiene diferentes tipos de almejas mecánicas e hidráulicas que les servirá para realizar su muro Milán de la mejor forma posible, y con la mayor seguridad gracias a los metros que puede trabajar la maquinaria sin que este ponga peligro al personal cercano, ya sea partícipe de la obra o externa.

La estabilidad de la excavación se mantiene mediante el uso de un fluido de perforación llamado lodo de polímero, el cual uno de los mejores es alfopol manejado por maquinaria Alfo, y este es reconocido por la calidad y cuidado ecológico, ya que se puede reutilizar a comparación de otros. Las paredes están construidas con hormigón reforzado o no reforzado, en longitudes pequeñas generalmente son entre 2.5 a 7 m.  El alto costo puede hacer que no sean económicas, a menos que puedan incorporarse en una parte de la estructura de un edificio. Como tales, son adecuados para sótanos profundos, estacionamientos subterráneos, accesos de túneles, pasos subterráneos, pozos profundos para ventilación de túneles, etc.

Las paredes generalmente tienen un espesor de 50 a 150 cm y se pueden excavar a más de 50 m. La excavación se lleva a cabo típicamente utilizando almejas suspendidas y accionadas hidráulicamente por cuerda mediante una grúa, por el mismo motivo del alto del lugar que se desea alcanzar. La planeación para la construcción de este muro es desde la selección de maquinarias, ya que eso generara mayor rapidez o paros en el proceso, por lo mismo siempre se recomienda contactar antes a los expertos en maquinaria Alfo para asistirlos con esa información y recomendaciones de esta.

El muro Milán es particularmente adecuado para la construcción de paredes de contención muy profundas, y a menudo, se le ve junto con técnicas de construcción ‘de arriba hacia abajo’. Esto permite que el trabajo de construcción tenga lugar sobre la superficie, mientras que el trabajo de excavación profunda continúa al mismo tiempo. Las paredes de diafragma generalmente proporcionan un alto nivel de protección contra fugas. Se usan para construir muros de contención para sótanos profundos, pasos subterráneos y similares, y las paredes se construyen antes de la excavación. El proceso básico consiste en cortar una zanja profunda y estrecha en el suelo para posteriormente prepararla para la construcción o proyecto pensado a realizar.

El concreto se coloca usando una tubería especial, desplazando el lodo de polímero a medida que se llena la zanja. Una vez que el concreto ha ganado suficiente resistencia, el material, ahora contenido por las paredes, puede ser excavado. La construcción de la pared de diafragma es relativamente silenciosa, y los niveles mínimos de ruido y vibración la hacen adecuada para la construcción en áreas urbanas, colocándola como una opción cuidadosa, silenciosa y relativamente sencilla de realizar con la maquinaria y herramientas adecuadas.

Contáctenos para más información sobre almejas hidráulicas y mecánicas Soilmec.

Leer más