El cable de acero es una parte fundamental en diversas máquinas y muy importante en actividades industriales, construcción,  transportación y carga de materiales, forman parte de los equipos para la manipulación y sujeción de cargas, (grúas, cabrestantes, eslingas, etc.)

Hemos logrado un traje a la medida con el fabricante DeAcero para alargar la vida del cable nacional en las perforadoras hidráulicas de origen europeo.

En Maquinaria Alfo lanzamos ALFO-CABLES y contamos con cable de acero para perforadoras europeas, atendiendo el requerimiento de nuestros clientes diseñando un cable milimétrico hecho en México con máxima duración y menor desgaste.

El elemento básico que compone nuestro sistema de elevación, tracción o amarre, es el cable de acero presente en casi todos los equipamientos para las tareas mencionadas, como son eslingas, grúas, perforadoras, malacates y algunos más complejos para transporte de personas como ascensores, teleféricos, plataformas elevadoras etc.

La industria hoy no podría funcionar sin los cables de acero. Allá donde sea necesario elevar, desplazar o amarrar una carga estarán presentes los cables de acero.

CÓMO SELECCIONAR EL CABLE ADECUADO

Siempre será importante apegarse a las recomendaciones del fabricante de los equipos de elevación en lo referente al tipo de cable a emplear para evitar el desgaste prematuro, en ningún caso se utilizarán cables distintos a los recomendados.

Además de identificarse por su composición, se identifica también por su diámetro o por el diámetro del círculo circunscrito a la sección recta del mismo, la sección útil del cable es la suma de las secciones rectas de todos los alambres que lo componen.

La clave en la selección del cable más apropiado para cada trabajo está en equilibrar correctamente los siguientes factores principales:

Carga de rotura. Consiste en determinar la máxima carga que el cable deberá soportar, teniendo en cuenta no sólo la carga estática, sino también las cargas causadas por arranques y paradas repentinas, cargas de impacto, altas velocidades, fricción en poleas, etc.

Fatiga. Cuando el cable se dobla varias veces alrededor de poleas, tambores o rodillos eventualmente se romperá; esto es debido al fenómeno llamado “Fatiga de Flexión”. Los aumentos de la velocidad de operación y las flexiones en sentidos contrarios también aumentan este efecto, el mismo fenómeno es producido por vibraciones en cualquier parte del cable.

Abrasión. Probablemente es el enemigo más común y destructivo del cable de acero, se produce siempre que el cable roza o es arrastrado contra cualquier material, este roce debilita el cable al producir desgaste en los alambres exteriores.

Aplastamiento. El cable puede ser aplastado por fuerzas exteriores, pero lo más común es el aplastamiento debido a la operación con cargas excesivas y también al uso de tambores lisos o con ranuras que no den el apoyo suficiente al cable. También es frecuente en los casos de enrollado en varias capas, en los puntos en que el cable se apoya sobre sí mismo.

Corrosión. Los cables por lo general están instalados al aire libre y expuestos a la corrosión, lo que disminuye la sección metálica y al extenderse lesiona los alambres, con lo cual se reduce la resistencia, capacidad contra la abrasión, elasticidad y flexibilidad de los cables.

RESISTENCIA DEL CABLE DE ACERO

La carga de rotura de un cable está en función del número de alambres que lo componen, de la sección y calidad del acero con que están construidos dichos alambres, como del estado de conservación general del cable.

Un cable se define por los siguientes parámetros:

Carga de rotura nominal total. Es la suma de las cargas de rotura de cada uno de los alambres que conforman el cable. La carga de rotura de cada alambre es el producto de su sección recta por el valor de su resistencia mínima del material utilizado en su construcción.

Carga de rotura efectiva. Es la suma de las cargas de rotura de todos los alambres, tomando de una misma muestra del cable y obtenidos durante un ensayo realizado separadamente para cada alambre, por lo general se admite con un número no inferior al 10 % y utilizando el valor medio.

El cable está constituido por varios torones dispuestos en forma helicoidal en una o varias capas superpuestas alrededor de un alma que puede ser textil, metálica o mixta.

El cableado puede realizarse en dos sentidos:

  • Hacia la derecha, conocido como “cableado Z”
  • Hacia la izquierda, conocido como “cableado S”

EL CABLE DE ACERO Y SUS ELEMENTOS

Alambre: Componente básico del cable de acero, el cual es fabricado en diversas calidades, según el uso que se le vaya a dar.

Torón: Formado por un número de alambres de acuerdo con su construcción, que son enrollados helicoidalmente alrededor del alma, en una o varias capas.

Alma: Es el centro del cable donde se enrollan los torones y puede ser de acero, fibras naturales o de polipropileno.

Cable: Es el producto final que está formado por varios torones, que son enrollados helicoidalmente alrededor de un alma.

TIPOS DE CABLE

  • Cable espiral: Es el que está formado por un solo cordón.
  • Cable de cordones normales: Todos los alambres tienen el mismo diámetro, cada capa tiene 6 alambres más que la anterior, el ejemplo más común es el cordón de siete alambres, tiene un alambre central y seis alambres del mismo diámetro que lo rodean.
  • Cable de cordones tipo Seale: es aquel en la que las dos últimas capas tienen el mismo número de alambres, la última capa tiene los alambres de gran diámetro, y por lo tanto posee una gran resistencia a la abrasión.
  • Cable de cordones de relleno: Se distingue por tener entre dos capas de alambres, otros hilos más finos que rellenan los espacios existentes entre las mismas, este tipo de cordón se utiliza cuando se requieren cables de mayor sección metálica y con buena resistencia al aplastamiento.
  • Cable de cordones tipo Warrington: Se caracteriza por tener una capa exterior formada por alambres de dos diámetros diferentes, alternando su colocación dentro de la corona, teniendo el doble de alambres que la inmediata anterior. Tienen gran flexibilidad y baja resistencia al desgaste.
  • Cable de cordones tipo Warrington Seale: Es una combinación de las mencionadas anteriormente y conjuga las mejores características de ambas: la conjunción de alambres finos interiores aporta flexibilidad, mientras que la última capa de alambres relativamente gruesos, aportan resistencia a la abrasión.
  • Cable antigiratorio: Formado por dos o más capas de cordones cableados en sentido alternado.
  • Cable de cordones triangulares: Está formado por 6 cordones triangulares arrollados sobre un alma metálica triangular, tienen gran resistencia al desgaste.
  • Cable plano: Están constituidos por varios cables unidos transversalmente por medio de una ligadura transversal.

En Maquinaria Alfo lanzamos el cable de acero para perforadoras europeas, atendiendo el requerimiento de nuestros clientes y diseñando un cable de acero milimétrico hecho en México, con máxima duración y menor desgaste.

¿POR QUÉ UTILIZAR ALFO CABLES?

  • Tenemos el cable de acero para perforadoras europeas de cualquier marca.
  • Máxima duración, menor desgaste.
  • Entrega inmediata.
  • Chip para evitar accidentes y tiempos muertos.
  • Certificados de calidad.
  • Ofrecemos las siguientes medidas 18mm. / 22 mm. / 26 mm. / 30 mm.
  • Contamos con equipo de ventas e ingenieros de planta para dar soporte técnico/comercial en cualquiera de las etapas del proceso de compra, instalación, uso y descarte del cable.
  • El cable se fabrica bajo la Norma API 9-A , que es la norma internacional que rige el diseño y características de resistencia de los cables de acero.
  • El tirante se fabrica bajo la Norma Europea EN13414 con casquillos de aluminio prensados.
  • Nuestros cables contarán con un chip que ayudará al usuario a diagnosticar la fecha prevista de cambio evitando accidentes y tiempos muertos.

Hemos logrado un traje a la medida con el fabricante De Acero para alargar la vida del cable de acero para perforadoras europeas y asiáticas.

La industria hoy no podría funcionar sin los cables de acero, donde sea necesario elevar, desplazar o amarrar una carga estarán presentes.

Del conocimiento de su composición, funcionamiento y mantenimiento, dependerá la seguridad de las mercancías o cargas a manipular y la nuestra vida propia, pues un mal uso o mantenimiento de los cables de acero que usemos, podrían ser causa de graves accidentes.

RECOMENDACIONES GENERALES

El cable deberá guardarse bajo techo y evitar en lo posible el contacto con la humedad, gases, etc.

Al colocar un cable nuevo a un equipo, deberá permitirse que el cable trabaje algunas veces sin carga o con la carga mínima y permitir que se acomode a su trabajo. Una vez trabajando deberán evitarse en la medida de lo posible las cargas o liberaciones repentinas.

Una causa común que acorta la vida de un cable es el estado de las poleas por donde pasa; como ya se mencionó, debe tenerse cuidado que la garganta de las poleas tenga el tamaño adecuado. Una polea corrugada o con escoriaciones acorta tremendamente la vida de un cable. Asegúrese de que las poleas giren libremente.