Consejos de mantenimiento para las cargadoras frontales

Consejos de mantenimiento para las cargadoras frontales

Las cargadoras frontales requieren de mantenimientos que pueden realizar por cuenta propia para que operen de forma segura, eficiente y aumente su vida útil y productividad. Si no se procuran, los desgastes prematuros en los componentes no solo pueden comprometer su funcionamiento, también aumentarán los riesgos para los operadores. Descubran cómo mantenerlas adecuadamente en esta publicación.

Importancia de la capacitación

Antes de dar mantenimiento a las cargadoras, es importante que los operadores estén capacitados, inclusive si tienen experiencia utilizándolas. Una crítica usual de los fabricantes es que los operadores no se percatan de que los equipos actuales han cambiado considerablemente y los usan igual que hace décadas. Deben mantenerse actualizados pues ese error deriva en averías y riesgos.

Además de la capacitación con ayuda de expertos, es indispensable que los operadores se familiaricen con el manual del fabricante. En él se indican las medidas adecuadas que deben seguir al manejar las cargadoras y son descritos métodos para que los usuarios puedan aumentar su comodidad y productividad.  Considerar consejos adicionales de expertos es igual de mucha ayuda. Para un mantenimiento adecuado les recomendamos lo siguiente.

Consejos de mantenimiento

Fijar un programa

Es posible que tengan las mejores intenciones, sin embargo, por descuido, exceso de ocupaciones o falta de disciplina pueden no ser constantes en las labores de mantenimiento. La solución es establecer un programa y mantenerse apegado a él. No importan las actividades que tengan que realizar, deben respetar la fecha fijada. A algunos  les costará trabajo al principio, sin embargo, si se apegan al programa convertirán el mantenimiento en un hábito. Otro beneficio es que pueden hacer una lista de inspecciones para no omitir ninguna verificación importante.

Mantener un registro de mantenimiento

Una vez creado el programa y fijadas las fechas, úsenlo para llevar a cabo un seguimiento de las revisiones antes y después de usar el equipo. Registren cualquier labor de mantenimiento realizado ya que la información recopilada puede ser útil al reparar daños mayores o para determinar medidas preventivas.

Calentar antes comenzar operaciones

Cuando un deportista no realiza calentamientos antes de una competencia es probable que termine lesionado. Lo mismo ocurre con una cargadora frontal. Es importante que sea calentada antes de usarla de acuerdo con las instrucciones del fabricante. De esta manera el aceite puede entibiarse, lubricar y viajar mejor que cuando está frío. Para lograr un rendimiento completo es importante ser pacientes y aguardar a que los ejes  y el sistema hidráulico se calienten al comenzar a operar la pala cargadora.

Verificar y cuidar cazos e implementos

Es inevitable que los cazos sean golpeados mientras son utilizados, por ello su mantenimiento es crucial. Lo mismo aplica para los implementos. Son quizá las piezas más importantes de las cargadoras por tal motivo, utilícenlos con prudencia y manténganse atentos a la manera en que son manipulados. Las palas convencionales tienen un rango de visibilidad reducido por lo que la atención plena es difícil. Por fortuna, las de Avant al igual que los minicargadores permiten una vista de 360° y ayuda a que los operadores estén contantemente alertas.

Si los cazos no son engrasados con regularidad, las probabilidades de que el pasador delantero se deteriore aumentan. Se recomienda el uso de elementos antidesgaste, por ejemplo, protectores de cuchilla (diseñados para hacer más fácil el cambio de dientes), laterales, de fondo laterales, patines, etcétera. Las placas frontales también deben remplazarse o girarse con regularidad para prolongar su vida útil.

Tienen que utilizar el balde adecuado para su aplicación. Si colocan el incorrecto, por ejemplo, uno que requiera de sumo esfuerzo para ingresar los materiales a cargar, se ejercerá una tensión innecesaria en pasadores y bujes frontales. Lo dañarán e inclusive incrementarán los costos de combustible. Revisen que los dientes se encuentren en óptimas condiciones. Si encuentran uno dañado, repárenlo con ayuda de expertos.

Los accesorios como las horquillas, niveladores, entre otros que pueden adaptarse a las cargadoras frontales deben ser mantenidos con regularidad. También deben incluir en su programa mangueras, cilindros de inclinación y elevación y pasadores de fijación.

Revisar los neumáticos                                                                                                            

Son varios los factores que pueden provocar fallos o desgastar prematuramente las llantas. Uno de los más comunes es provocado por los operadores que las giran sin utilizar los bloqueos para asegurar que la potencia se distribuya equitativamente a las dos delanteras y no solo a una. Otros daños pueden ser causados por el uso de piezas inadecuadas o la superficie en la que son manipuladas las cargadoras. Por ejemplo, las superficies terrosas demandan un patrón de tratamiento de tracción y mayor agresividad que las de concreto.

Otro factor que provoca desgaste excesivo es una inflación inadecuada. Si hay una presión baja en los neumáticos radiales el calor se acumulará y se sobrecalentarán. La pared lateral tiene que mantenerse siempre rígida. De no ser así, su compuesto de caucho se degradará y tendrán que remplazarse de forma prematura. Las fugas son también fuentes de deterioro. Revisen el borde y la banda de rodadura con regularidad. Eviten gastos adicionales o riesgos de seguridad con revisiones diarias de las llantas.

Apagar adecuadamente

Si los motores diésel de las cargadoras frontales no funcionan en ralentí y no son enfriados dos o tres minutos antes de ser desactivados, el turbo continuará girando con rapidez pero el aceite no será dirigido al turbocompresor. Como resultado obtendrán un desgaste costoso e innecesario, sobre todo porque los rodamientos pueden operar en seco sin inconvenientes.

Revisar fluidos y filtros

El fluido y aceites del motor deben revisarse con regularidad. Revisen las recomendaciones del fabricante y posteriormente utilicen varillas de medición. También deben verificar las condiciones de los filtros y remplazarlos si presentan desgaste para que el motor opere adecuadamente.

Considerar las condiciones de operación

Las condiciones de funcionamiento deben incluirse en el programa de mantenimiento. Si las cargadoras se usan en ambientes hostiles y por amplios periodos, es necesario un mantenimiento más intensivo. Se recomienda solicitar el respaldo de un asesor para que les recomiende un ciclo en función de las particularidades de su aplicación.

Guardar en un sitio adecuado

Por último, es importante que las cargadoras frontales sean almacenadas en sitios herméticos y libres de elementos como humedad, químicos, y polvo en exceso. También deben estar limpios para que las articulaciones no reduzcan su rendimiento. Muchos cometen el error de dejarlas en la intemperie ya que son diseñadas para soportar condiciones hostiles. Si bien algunos agentes no causan gran impacto si pueden afectar su estética y funcionamiento.

Si siguen estos consejos les aseguramos que su pala cargadora se mantendrá por mucho tiempo en excelentes condiciones. En caso de querer comprar un equipo nuevo o un  minicargador de la marca Avant, marquen al 5353 1001 EXT 117. También pueden visitarnos. Nos encontramos en Santo Domingo, No. 44, Col. La preciosa, Azcapotzalco, CDMX.

Leer más
Lo que deben saber sobre la serie 500 de minicargadores Avant

Lo que deben saber sobre la serie 500 de minicargadores Avant

Los minicargadores de Avant son una excelente opción para empresas que buscan una gran capacidad en diversas tareas ya sean industriales o privadas, sin tener que hacer una inversión elevada. Son una opción ergonómica, sencilla y compacta. Hay diversos modelos entre los que destacan los agrupados en la serie 500. ¿Quieren conocer más sobre ella? Continúen leyendo esta publicación.

Una solución compacta para una gran variedad de aplicaciones

Todos los minicargadores de Avant proporcionan notables ventajas e integran características maravillosas. También ofrecen una excelente experiencia de uso. Sin embargo, destacan los de la serie 500. Son de los más demandados por su gran variedad de implementos y los requerimientos que pueden satisfacer.

Cada minicargador de la serie 500 es una  alternativa que supera a los cargadores tradicionales de dirección deslizante. A diferencia de ellos, los de Avant brindan una mayor versatilidad y su mantenimiento es más sencillo. Son compactos y pueden almacenarse sin que la falta de espacio sea un inconveniente. En el pasado se utilizaban equipos de grandes dimensiones, sin embargo, hoy en día no es un impedimento el tamaño.  No es de extrañar por ello que suelan adquirirse para uso privado, por ejemplo, con fines de mantenimiento.

Ofrecen herramientas fáciles de colocar para una gran variedad de labores y presentan una óptima maniobrabilidad. Otra característica que los hace destacar en comparación con los cargadores de dirección deslizante es que pueden ser usados en superficies sensibles sin presentar daños notables. También sus neumáticos presentan un menor desgaste y posee  un sistema hidráulico de gran potencia que combina la sofisticación con un diseño sencillo. Gracias a ello puede elevar grandes pesos que otros modelos de su tamaño no pueden.

Si conocen los cargadores de dirección deslizante convencionales, quizá se hayan percatado que suelen tener cabinas amplias y herméticas. Tiene el objetivo de proteger a los operadores en caso de que algún objeto caiga mientras es levantado. Sin embargo, minimizan la visibilidad lo que hace más probable que ocurran accidentes. En cambio, los cargadores mini de Avant ofrecen una visibilidad de 360° para que se mantengan en total alerta mientras los operan.

Avant diseñó esta serie para los que buscan una solución intermedia en relación al peso, dimensiones, capacidad de elevación, potencia del motor, altura de elevación y velocidad máxima. Los modelos incluidos no presentan la gran capacidad de carga de la serie 800 (hasta 1900 kg) o la baja capacidad de la serie 200 (hasta 350 kg), pero si pueden elevar hasta 950 kg. Para garantizar su durabilidad y evitar dificultades derivadas de la falta de precisión en el peso levantado, se recomienda utilizarlo hasta en un 80% de su capacidad.

La potencia del motor, es de 26 hp y pueden elevar cargas hasta 2.8 metros con su pluma telescópica. Su velocidad máxima es de 19 km/h y es posible instalar todos los tipos de cabinas que ofrece Avant, desde L, LX hasta DLX. Su sistema de accionamiento Optidrive ofrece más potencia para conducir y sistema hidráulico de accesorios.

Ventajas adicionales

La serie 500 ofrece tres modelos distintos con ligeras variaciones: 523, 528 y 530. Pese a las diferencias todos ellos ofrecen los siguientes beneficios:

  • Implican bajo costos de operación y mantenimiento.
  • Su construcción es compacta pero fuerte y pueden realizarse múltiples tareas en el mismo cargador sin recurrir a maquinarias adicionales.
  • Son fáciles de conducir y dada la inclinación de la pluma telescópica las probabilidades de que ocurra un accidente son casi nulas.
  • Ofrece gran estabilidad incluso en superficies irregulares como zonas de construcción además de una visibilidad completa.
  • Cuentan con toldo y techo de seguridad.
  • Son muy versátiles y pueden colocarse más de 190 accesorios.
  • Son suaves en el césped y perfectos para operar en entornos agrícolas o jardines.
  • Consumen poco combustible y ofrecen una inmejorable relación precio-energía.

Aplicaciones idóneas

  • Es útil en labores de paisajismo donde un equipo de grandes dimensiones arruinaría los jardines. Permiten crear superficies lisas con un excelente acabo capaz de impresionar tanto a clientes como operadores. El césped no representa un problema gracias a sus neumáticos y suspensiones y permiten mover muchos materiales pesados sin problemas.

Integran un joystick para operar el brazo telescópico y una transmisión hidrostática que posibilitan la máxima precisión en la manipulación. Pueden recoger con sus implementos hojas caídas después de ser apiladas, eliminar irregularidades en las superficies, eliminar acumulaciones de tierra, descargar materiales, levantar árboles pesados y reacomodarlos, etcétera.

Para esta aplicación se recomiendan implementos como cepillos para malas hierbas, nivelador, rastrillo frontal, compactador de arena, cortador y separador de troncos, pinza agarra troncos, cazo de escombros, cajón de herramientas, etcétera.

  • Agricultura y ganado. Los minicargadores agilizan y aceleran las operaciones en granjas que se realizaban antes de manera manual. De esta manera los usuarios disponen de más tiempo para otras actividades importantes. Dado su tamaño, se puede usar en interiores y en sitios inaccesibles para otros vehículos dentro de entornos rurales, por ejemplo, sitios de almacenamiento de alimentos, graneros, áreas de pastoreo, corrales, establos, etcétera.

Con sus implementos pueden apilar heno, repartir alimento en los establos, dar mantenimiento a los grandes tractores, limpiar y recoger excrementos de forma rápida, desplazar maquinarias como segadoras en distintas áreas, cargar y transportar productos recolectados en grandes volúmenes,  apilar barriles, eliminar los arbustos que obstruyen en ciertas temporadas, etcétera.

Para esta aplicación se recomiendan implementos como mezclador de estiércol, cultivador frontal, nivelador, escarificador para arena en establos, recogedor de excrementos, podador de árboles, cazo para materiales ligeros, con horquillas, segadora 1200 y 1500, segadora recogedora, etcétera.

  • Labores de mantenimiento. Es una de las razones por las que son comunes en propiedades particulares. En Estados Unidos, por ejemplo, suelen usarse para remover la nieve con la pala entre otros implementos de Avant. Puede instalarse con un cepillo lateral y un recogedor para la limpieza de exteriores, por ejemplo, espacios públicos. También acepta aspersores de agua y limpiadores de alta presión para la limpieza de jardines o parques.

Se utilizan mucho para el mantenimiento de césped natural o artificial en áreas deportivas de modo que el área sea idónea para los deportistas y se eviten accidentes. También ofrecen acabados en pistas de hielo con el implemento de cuchilla rascadora. Otros implementos de la marca útiles para esta aplicación son el cazo con cepillo, cepillo recolector 1500, limpiador de alta presión, cepillos de mantenimiento de césped artificial, carousel broom, etcétera.

Si les convenció esta excelente serie comuníquense con los expertos de Alfo, distribuidores de minicargadores México de la marca Avant. Marquen al 5353 1001 EXT 117 para más información o llenen el formulario que encontrarán en nuestro sitio web.

Leer más
4 preguntas básicas sobre el cable acero

4 preguntas básicas sobre el cable acero

Si comienzan con una empresa en la que son necesarias maquinarias de levantamiento de cargas, pilas de cimentación, etcétera, es probable que tengan dudas sobre el cable acero. Es un elemento indispensable y es importante que lo conozcan bien para evitar paros en operaciones, accidentes, entre otros inconvenientes. Abordaremos en esta publicación diversas preguntas cuyas respuestas consideramos importante que conozcan antes de iniciar operaciones.

¿Qué son y cuáles son sus componentes?

Se trata de un conjunto de alambres de acero que se trenzan de manera ordenada para que cumplan con requerimientos de carga. Los alambres pueden enrollarse de manera helicoidal en una o múltiples capas y alrededor de un componente central. Este conjunto puede a la vez enrollarse en un alma para formar cables con variados cordones.

El diámetro del cable hace referencia a su circunferencia y se expresa en milímetros. A ello se debe el nombre que también recibe de cables milimétricos de acero. Cuando es utilizado en máquinas como las piloteadoras, los esfuerzos hacen que disminuya su diámetro y aumente su longitud; se debe al asentamiento de los elementos diversos que lo conforman. Es posible diseñar diversas medidas dependiendo si se desea un cable principal o uno auxiliar o de la aplicación.

Los cables de acero se utilizan para labores de elevación y suspensión. Pueden emplearse materiales como bronce o monel para su fabricación, en función de la aplicación y los requerimientos de los usuarios, aunque se recomienda el acero inoxidable. Cuentan con uno o múltiples torones alrededor del alma. Los más utilizados poseen seis torones aunque los componentes pueden variar en complejidad. Con respecto a los elementos básicos ya hicimos mención de ellos pero hay detalles que es preciso que conozcan. Se trata de tres:

  1. Son los hilos delgados que se obtienen mediante el estiramiento del metal. Son los elementos mínimos que agrupado conforman los torones y se fabrican en calidades diversas. Los más comunes son de acero duro, pero puede usarse acero inoxidable confeccionado en grados diversos: 302,304, 305 y 316. Los primeros dos grados son magnéticos. Mientras asciende el grado disminuye su capacidad magnética.
  2. Se trata del conjunto de diversos alambres unidos en configuraciones geométricas diversas. Mientras que una cantidad de alambres conforma un torón, un conjunto de torones conforma al cable acero. Las formas en que el último es clasificado se basa en el número de alambres agrupados en los torones. De manera estándar se manejan las clasificaciones 7, 19 y 37.
  3. Es el núcleo del cable en torno al cual se enrollan los torones. Está conformada por materiales que brindan el soporte indispensable para los torones bajo condiciones normales para cargas y nudos. Los más comunes además del acero son las fibras naturales y el polipropileno. En ambientes con alto grado de humedad se recomienda el acero inoxidable para que su resistencia no resulte comprometida.

¿Qué criterios considerar al comprar un cable acero?

Para garantizar su funcionamiento óptimo y durabilidad, deben considerarse seis características básicas. No todas cuentan con ellas, por ello es importante acudir con un proveedor como Alfo que les garantice la inclusión de alguna de ellas en sus cables según sus necesidades.

  1. Resistencia a la fatiga. La fatiga deriva de los objetos que causan vibraciones en los cables. La absorción de esta energía sucede en distintas secciones del cable por lo que debe adquirirse un ejemplar según el tipo de onda. También debe considerarse el diámetro. El más pequeño ofrece mayor resistencia a la fatiga.
  2. Para su determinación debe considerarse la carga potencial de trabajo. Abarca factores como cargas dinámicas, de choque, frenos repentinos o temperaturas elevadas.
  3. Nivel de doblez. Si se necesitan un cable que pueda doblarse sin daños se recomienda uno con diámetro menor. No debe confundirse con la flexibilidad. Si el cable acero debe ir alrededor de una polea pequeña, se recomienda un alto nivel.
  4. Resistencia a presiones externas. Los aplastamientos causan distorsiones en la sección transversal de cable, y hacen que no pueda ajustarse o moverse adecuadamente. La mejor opción ante presiones externas es un cable compacto, con hebras grandes y alambres externos.
  5. Resistencia a la deformación. Las pérdidas de metal y deformaciones son condiciones que deben mantener siempre a raya. Suelen darse en las poleas o cuando constantemente frota el cable contra sí u otro objeto. Se recomiendan alambres eternos grandes y hebras compactas si desean este tipo de resistencia.
  6. Resistencia a la corrosión. Si trabajan en entornos húmedos no se sugieren los cables estándar con brillo. Se recomienda el cable inoxidable o galvanizado.

¿Cómo deben utilizarse adecuadamente?

Es importante contar con personal capacitado para garantizar su correcta manipulación. Se recomienda el uso de una barra en el centro de los carretes y suspenderlos con ayuda de un gato hidráulico de modo que puedan girar libremente mientras es extraído el cable. No olviden sacarlo por arriba y calibrar bien las poleas donde lo harán pasar. El desenrollado siempre debe realizarse por dos personas para evitar la formación de espiras.

Revisen que no se produzcan bucles en el proceso de enrollado o desenrollado. Tienen que guardarse en un sitio hermético, libre de polvo, humedad o emisiones. Deben de conocer las condiciones de operación a las que lo sometan, para que determinen la resistencia requerida y el diseño de mayor conveniencia. Cuando se instale un nuevo cable es importante que se ajuste al equipo para lo cual debe operarse primero sin cargas.

¿Qué hay del mantenimiento y los signos de desgaste?

Los signos de deterioro son los siguientes:

  • Abrasión.
  • Fracturas por fatiga.
  • Torceduras
  • Corrosión.
  • Estiramiento excesivo.

Algunos de estos son inevitables, sin embargo otros pueden ralentizarse o evitarse con prácticas de mantenimiento. Es importante que los cables sean lubricados con frecuencia. Los tipos de lubricantes que se usan son dos: revestimiento y penetrante. Deben adquirir un lubricante con los proveedores de cable para utilizar el adecuado.

Eviten que tengan contacto con el suelo y procuren mover los cables de manera ocasional para que los patrones de desgaste se emparejen. También ténganlos lejos de ambientes dañinos con humedad, vapor, ácidos y alcalinos. Procuren no exceder la capacidad de carga y que la instalación se realice de manera correcta.

Si desean adquirir un cables de acero para perforadoras hidráulicas, adquieran los que en Alfo confeccionamos y distribuimos. Son de la mejor calidad y están fabricados bajo la norma API 9-A. Cuentan con certificados de calidad para que emprendan de forma segura y efectiva. Comuníquense al 5353 1001 EXT 117 o visiten nuestras oficinas. Nos encontramos en Santo Domingo, No. 44, Colonia La preciosa, en Azcapotzalco, CDMX.

Leer más
Recomendaciones de seguridad al manejar cargadoras frontales

Recomendaciones de seguridad al manejar cargadoras frontales

Las cargadoras frontales son un equipo de sumo valor en la industria de la construcción, gracias a su versatilidad y su amplia capacidad de carga. Este tipo de maquinaria pesada que en Alfo ponemos a su disposición se utiliza en diversos sitios de construcción para cargar, descargar y transportar de un sitio a otro distintos tipos de materiales y objetos pesados.

Con respecto a la primera cargadora frontal, no está de más conocer que fue diseñada e inventada por Abram Dietrich Thiessen en la década de 1940. Su popularidad fue tal que hoy en día es considerada como una maquinaria estándar en muchas industrias, no sólo en la de la construcción.

En la actualidad,  existen muchos modelos diferentes ofrecidos por diversos fabricantes y cada modelo viene con sus especificaciones y configuraciones. Sin embargo, existen varios aspectos comunes por lo que es posible establecer ciertas generalidades con respecto a su uso.

Aun así, es importante adquirir una cargadora de calidad y con excelentes especificaciones para una óptima experiencia de manejo. En Alfo les recomendamos apostar por las cargadoras de la marca Avant, que se han posicionado como una de las mejores en el mercado actual, sobre todo por ser bastante seguras.

Ahora bien, más allá de la variedad de equipos disponibles, deben saber que las cargadoras frontales deben operarse de manera adecuada. Por ello, antes de ingresar a la cabina de su cargadora frontal o antes de que lo haga El personal, existen ciertos consejos de seguridad que es importante tener en cuenta para evitar accidentes, como daños en propiedades, lesiones en el personal o a personas cercanas e incluso accidentes fatales que es preciso evitar para que su empresa no resulte perjudicada.

¡Cuando se trata de cargadores frontales la seguridad es lo primero!

Con el fin de que puedan operar sus cargadoras frontales de la manera más segura posible, en esta nueva entrada de nuestro blog les diremos una serie de consejos que sin duda les serán de mucha utilidad.

  • Es importante que utilicen su cargadora frontal para las funciones específicas por las que fue diseñada. Aunque pueda parecer divertido por ningún motivo debe usarla para transportar al personal en el cucharón del cargador o para otras actividades como derribar árboles, cavar, arrastrar camiones o algún otro vehículo atascado a menos que se cuente con la herramienta indicada. Además de que puede representar un peligro para terceros, dañarían la maquinaria, lo que no es para nada conveniente si desean evitarse gastos innecesarios en reparaciones o refacciones.
  • El cucharón de una cargadora frontal siempre debe de ser colocada a un nivel bajo cuando la maquinaria se desplaza con una carga o cuando esta se encuentre cuesta arriba. Si se mantiene un centro de gravedad adecuado, las posibilidades de que se presente una volcadura se reducen considerablemente. Esto incluso aplica para otros equipos con funciones similares. En caso de que requieren levantar el cucharón, deben de asegurarse antes de que haya espacio libre.
  • Es importante que se aseguren de que las llantas de su cargadora frontal se mantengan bloqueadas cuando el equipo se mantenga apagado. La inspección periódica y el mantenimiento regular de los neumáticos también es imprescindible, ya que de esta manera los riesgos de que se presenten accidentes en propiedades, lesiones o incluso la muerte de algún individuo pueden reducirse considerablemente. En sus programas de mantenimiento deben revisar que las llantas tengan un buen nivel de presión y de que todas las tuercas se encuentren fuertemente apretadas.
  • Las cargadoras frontales no son autos de carreras y por ningún motivo deben ser conducidos como tal por los riesgos que su manejo puede representar para los bienes y las personas cercanas. Al ser una maquinaria pesada tiene que ser conducida muy lentamente, asimismo, el operador debe de portarse con suma cautela al girar con una carga en el cucharón. También es importante saber en qué situaciones el equipo transporta cargas que son propensas a deslizarse o salirse del cucharón. Para evitar esto tienen la opción de añadir un poco de peso extra en la parte trasera de su cargadora frontal con el fin de contrarrestar el peso que se esté cargando.
  • Por ningún motivo excedan el límite de las cargas sugerido por los fabricantes, asimismo, carguen el equipo de manera uniforme para evitar inconvenientes como las volcaduras. También es importante que se aseguren de que las cargas puedan ser transportadas en el cucharón sin inconvenientes, para lo cual pueden recurrir a diversos métodos como el uso de básculas industriales.
  • Cuando se termine el trabajo de carga y descarga, no olviden retirar el cucharón con sumo cuidado antes de que utilicen la cargadora frontal para otras aplicaciones o para añadirle algún otro aditamento.
  • Antes de conducir la cargadora frontal, verifiquen que las superficies del terreno por transitar se encuentren despejadas; asimismo, eviten manejar la cargadora sobre rocas, baches, rellenos sueltos o algún otro tipo de obstáculo, ya que es probable que se pierda el control sobre la maquinaria. Para su transporte pueden recurrir a otros métodos como las grúas con plataforma que son adecuadas para tales superficies.
  • Siempre operen la cargadora frontal desde la cabina en donde es posible tener un control total y una buena visibilidad del terreno.
  • El último consejo de seguridad al operar una cargadora frontal es considerar las precauciones inscritas en el manual de instrucciones que les provea el fabricante. Si piensan adquirir una de estas maquinarias y su proveedor no les ofrece un manual, eviten la compra y acérquense con una empresa que si se los otorgue como Alfo.

Las mejores cargadoras frontales las encontrarán en Alfo

Si toman en consideración cada una de las recomendaciones señaladas, les garantizamos que la cargadora frontal que posean o piensen adquirir se mantendrá en óptimas condiciones y se evitarán accidentes que pueden perjudicar la imagen de su empresa.

Si desean adquirir UNA CARGADORA FRONTAL de la prestigiosa marca Avant, o alguna otra de nuestras maquinarias no duden en contactar a los expertos de Alfo a través del teléfono (55) 5353 1001 o si lo prefieren pueden llenar el formulario de nuestro sitio web. Les garantizamos la máxima calidad a un precio justo.

Leer más
Implementos del minicargador R serie de Avant que deben conocer

Implementos del minicargador R serie de Avant que deben conocer

El minicargador de la serie R de Avant es la mejor opción si desean un modelo especial y potente para aplicaciones agrícolas y ganaderas. Ofrece una amplia gama de beneficios entre los que destaca su versatilidad. Con versatilidad nos referimos a su capacidad de utilizar diversos implementos (hasta 190).

3 Puntos clave para seleccionar un minicargador

Múltiples aplicaciones en un equipo compacto y resistente

Si requieren cargar o transportar materiales ligeros, arrastrarlos, quitar escombros, limpiar superficies, cepillar césped artificial, esparcir sedimentos, segar o excavar, los minicargadores de la serie R son su mejor opción. Todas estas aplicaciones son posibles gracias a los implementos que pueden instalarse. Los principales que deben considerar consideramos son:

  1. Cazo estándar

Está diseñado para que los operadores pueden observar su borde mientras permanecen sentados en los minicargadores. De esta manera las actividades se vuelven más sencillas y se evitan inconvenientes por puntos ciegos. El cazo estándar no cuenta con placas de refuerzo en sus laterales internas para evitar interferencias al ser llenado o vaciado. Los laterales se abren en un ángulo ligero, lo que permite que el cazo se vacíe sin importar el material contenido.

En su parte superior y en su filo dispone de agujeros estrechos para optimizar la visibilidad y evitar que las piedras caigan del lado de los operadores. El cazo estándar puede encontrarse con bordes dentados o lisos. Es perfecto para labores de excavación, tiene una potencia de arranque elevada y posee un filo de corte resistente a la abrasión.

  1. Cazo estándar de amplia capacidad

Puede encontrarse desde 1.3 m de ancho. Se fabrica con materiales mucho más resistentes que el anterior, lo que permite el manejo de cargas más pesadas. Se recomienda su uso en el transporte de cargas o el movimiento de tierra. Sus demás características son similares a las del cazo estándar: óptima visibilidad en el borde, laterales abiertos hacia adelante para un vaciado completo e interior plano. Es posible encontrarlo con dientes y placas para su protección.

  1. Cazo para materiales ligeros

Diseñado para el transporte y carga de materiales como estiércol, paja, astillas, residuos de productos triturados, etcétera. Sus laterales son más altos y su fondo más largo que el cazo estándar, lo que permite agilizar las operaciones. Su borde ofrece una buena visibilidad y la altura de su parte trasera evita que los materiales caigan. Debido a su forma permite manejar cargas de gran volumen de forma rápida y sencilla.

  1. Cazo cuatro en uno

Destaca por ser multiuso y eficiente en muchas aplicaciones. Puede utilizarse en el minicargador como cazo estándar para recoger piedras, instrumento de agarre, nivelador o pala de empuje de tierra. La apertura de su parte delantera es realizada con dos cilindros hidráulicos, lo cual, garantiza un manejo seguro y preciso. El implemento puede también ser vaciado a una altura considerable mediante la apertura de la parte inferior; esta característica posibilita su uso en aplicaciones donde no son convenientes los vuelcos convencionales. Los principales propietarios disponen de él para el cuidado de áreas verdes, trabajos de paisajismo, entre otras tareas de mantenimiento.

  1. Cazo con horquillas

Su diseño combina el de los cazos normales con el de las horquillas lo que lo vuelve útil en una gran variedad de trabajos. Puede usarse para cargas ramas o escombros de jardinería, abono, estiércol, paja, entre otros residuos. También puede utilizarse como un caso estándar si la horquilla se coloca en posición alta. Cabe mencionar que Avant ha renovado este modelo con laterales más grandes para permitir un mejor alojamiento de los materiales.

  1. Cazo nivelador

Diseñado para trabajos pesados, cuenta con un filo trasero en su borde que posibilita nivelados sencillos cuando el minicargador es conducido hacia atrás. También posee una base amplia para que los operadores puedan observar desde su asiento el extremo. De esta manera las labores de nivelado pueden realizarse adecuadamente. Avant ha renovado este implemento, por lo que podrán encontrarlo más robusto y plano en su interior. Son más pequeños sin que eso comprometa su resistencia y capacidad de carga.

  1. Horquilla de pallet

Es perfecto para manejar y elevar diversos materiales ligeros sobre pallets. La anchura de la horquilla se adapta sin inconvenientes gracias a su mecanismo de apertura y cerrado rápido.  Está fabricado con acero tratado a temperaturas elevadas y permite el manejo preciso de las cargas gracias a su control de conducción. En comparación con los montacargas convencionales, puede utilizarse para trabajos en exteriores.

La horquilla de pallet proporciona una excelente visibilidad, lo que facilita su manejo y reduce los rangos de error. Se utiliza también para actividades en granjas y para la construcción.

  1. Gancho telescópico de agarre

Se trata de una herramienta versátil y eficiente en labores de izaje. Es extensible lo que posibilita alcanzar sitios que de otra manera sería difícil. Gracias a su diseño compacto permite que los trabajos se efectúen con seguridad. Dispone de almohadillas en el brazo exterior y un gancho rotativo. Su alcance es considerable, llegando hasta los 3 metros desde las ruedas delanteras; con respecto a su elevación máxima, llega hasta los 4.7 metros.

  1. Cepillo recolector

Su diámetro es de medio metro y está conformado por 32 secciones de cepillo que pueden ser cambiados individualmente. Cuenta con sistema Optifloat para operar sobre superficies irregulares además de tres ruedas de respaldo que asegura barridos tanto suaves como precisos. Su altura se puede ajustar de forma manual para compensar el deterioro de las cerdas. La capacidad del recogedor es de 80 L y se monta en la parte delantera del cepillo. Con respecto a su vaciado se da con ayuda de mecanismos hidráulicos. Como opción pueden implementarse un cepillo lateral y un sistema difusor de líquido.

¡Contáctennos!

Si están interesados en adquirir un ejemplar de la serie R de Avant para instalar alguno de estos implementos, contacten a los expertos en la venta y renta de minicargadores de Alfo. Pueden hacerlo a través del número (55) 5353 1001 o en el formulario que encontrarán en nuestra página. Les garantizamos que encontrarán con Alfo la mejor relación calidad-precio.

Beneficios del minicargador serie 700 de AVANT

Leer más
¿Qué factores determinan la vida útil del cable de acero para perforadoras?

¿Qué factores determinan la vida útil del cable de acero para perforadoras?

Entre los productos más solicitados de nuestro stock destaca el cable de acero, que se utiliza para el óptimo funcionamiento de las perforadoras hidráulicas. Los cables de Alfo destacan por su resistencia, posible gracias a su diseño de alambres enrollados helicoidalmente alrededor de un alambre principal y de torones que se enrollan de la misma manera alrededor del núcleo de los cables.

Se trata de un producto que garantiza una duración más amplia y pocos desgastes pese a las condiciones de uso más exigentes, sin embargo, es importante que se consideren ciertos factores que determinan la vida útil de los cables. De esta manera el periodo estimado de uso pueda extenderse aún más.

Cable de acero para perforadoras europeas

Factores principales

Los factores que influyen en la vida útil de los cables de acero para las perforadoras son diversos, los de mayor importancia son los siguientes:

  1. Resistencia a la abrasión

Se refiere a la acción de remover algo a través de la fricción. En el caso de los cables, los debilita mediante la remoción de los materiales que conforman los alambres interiores y exteriores. Es crucial utilizar un ejemplar que cuente con las características adecuadas para resistirlo, como el cable de acero de Alfo. Uno de los criterios a los que más se recurre para lograr un desgaste mínimo a causa de las fricciones es emplear un cable que cuente con una reducida cantidad de alambres exteriores.

Tomen en consideración que, con el uso de los cables, tanto la resistencia a la abrasión como a la fatiga se relacionan inversamente. Esto se debe a que con el empleo de un cable con una resistencia menor a la fatiga se dispondrá implícitamente con una resistencia más baja a la abrasión.

  1. Resistencia a la fatiga

Los cables de acero se deterioran a causa de los efectos de fatiga por doblez cuando se sujetan a flexiones constantes en el tambor o la polea de las perforadoras. Puede observarse si se toma en consideración que al ser doblado un alambre de manera repetida y en el mismo punto terminará por quebrarse. La influencia de este factor puede aumentar si los diámetros de los tambores y poleas presentan como diámetro mínimo los sugeridos por los fabricantes. Para más detalles sobre este aspecto, no duden en consultar la asesoría de nuestros especialistas.

  1. Capacidad adecuada de carga

Se refiere a la resistencia mínima a las rupturas de las cuerdas de acero para perforadoras hidráulicas derivadas de la tensión que deben poseer al usarse para resistir las cargas de trabajo y con un factor predeterminado de diseño.

Para una mejor comprensión de la capacidad de carga adecuada pongamos el siguiente ejemplo: con el fin de izar sin inconvenientes una carga de aproximadamente 20 toneladas métricas y tomando en cuenta un factor de diseño de 5:1, los cables a usar deben contar como mínimo con una resistencia a las rupturas de 100 toneladas métricas. En este punto tienen que considerarse tanto las cargas dinámicas, provocadas por la aceleración o desaceleración, como las estáticas.

  1. Resistencia a la corrosión u oxidación

Este factor determinante se relaciona con el ambiente imperante en las zonas de trabajo; en otras palabras, se asocia a la presencia de agentes corrosivos u oxidativos como la humedad. Para garantizar la durabilidad, el óptimo funcionamiento y evitar la corrosión es importante utilizar cables que cuenten con alambres galvanizados o de acero inoxidable como los que conforman a los de Alfo. Cabe agregar la importancia de utilizar lubricante de manera periódica para aumentar la influencia de este factor.

  1. Resistencia al aplastamiento

En los cables los aplastamientos son comunes debido a su enrollamiento en capas diversas en un tambor, o al ser utilizados con cargas excesivas. En tales casos, es importante utilizar un cable para perforadora que cuente con un núcleo de acero.

Recomendaciones generales para aumentar la influencia de los factores de vida útil

La mejor manera de maximizar estos factores de utilidad para que el cable de acero dure más tiempo es implementar algunas recomendaciones de uso, entre las que destacan:

  • Tienen que guardar los cables en un sitio cerrado y nunca dejarlo en espacios abiertos. También deben evitar que entren en contacto con la humedad, gases y otros elementos corrosivos.
  • Si han adquirido un cable nuevo y adecuado para su perforadora hidráulica deben procurar que opere en ciertas ocasiones con carga mínima o sin carga con el fin de que se adapte a la maquinaria pesada. Una vez que se utilice para sus operaciones normales, deben evitar en la medida de lo posible tanto las liberaciones como las cargas repentinas.
  • Una situación que puede reducir la influencia de los factores de vida útil de los cables de calidad es la condición de las poleas a través de las cuales pasa. Deben verificar que la garganta de las poleas posea el tamaño indicado para que su resistencia a la fatiga se cumpla. Las que presentan remociones o se encuentran corrugadas reducen la vida útil de los cables. Es importante que se aseguren de que las poleas giren sin obstrucciones.
  • Utilicen un lubricante adecuado, el cual puede ser recomendado por los proveedores. De esta manera podrán evitar los riesgos de corrosión, reducir las fricciones internas entre los alambres y los torones y preservar el núcleo en buen estado.
  • Revisen sus cables y remplácenlos sin excepción cuando encuentren las siguientes condiciones: cables externos con roturas en la zona de contacto con el centro, daños en cables de forma individual de aproximadamente un tercio de diámetro, torceduras con signos de apretamiento y cuerdas con doce cables dañados al azar.
  • Capaciten al personal a cargo de las perforadoras hidráulicas para que utilice adecuadamente los cables durante las operaciones de carga. Requerirán para ello la ayuda de expertos.
  • No excedan el límite de carga del cable. Lo adecuado es utilizarlo al 90% de su capacidad con el fin de compensar la tensión producida por situaciones climáticas desfavorables.

¡Contáctennos!

Si desean adquirir el cable de acero para perforadoras hidráulicas de Alfo no duden en contactarnos a través del teléfono (55) 5353 1001 o llenen el formulario en la sección de contacto. Si lo prefieren pueden acudir directamente a nuestras instalaciones, estamos ubicados en Santo Domingo #44, Col. La Preciosa, 02460, Alcaldía Azcapotzalco, CDMX.

Contáctanos

Leer más
Signos de deterioro de los cables de acero que deben conocer

Signos de deterioro de los cables de acero que deben conocer

Los cables de acero para perforadoras hidráulicas están diseñados con el fin de resistir en condiciones de uso rudo, sin embargo, al igual que otros productos, son propensos a deteriorarse con el tiempo. Para evitar accidentes o dificultades mientras se utilizan, es importante que los usuarios sepan reconocer los signos de deterioro más comunes. Con el fin de ayudarles, les comentaremos los catorce más comunes para que puedan tomar las medidas necesarias en caso de encontrarlos en sus cables.

Cables de acero

¡Presten atención al estado de sus cables de acero!

Los principales factores que reducen el tiempo de utilidad de los cables son las fallas y defectos en los equipos en los que son instalados. También existen otros como la exposición a la humedad y gases, el uso negligente y el almacenamiento inadecuado. Son los principales causantes de los signos de deterioro, por lo que es importante que tomen medidas adecuadas para evitarlos y prologar la vida de sus cables.

Los signos que deben saber detectar para determinar el remplazo del cable acerado para perforadoras son:

Cable acerado para perforadoras

  1. Daños localizados a causa de la abrasión con las estructuras de soporte. Vibraciones de los cables entre la polea principal de levantamiento y el tambor.
  2. Dos vías paralelas de alambres rotos, lo que indica que la canaleta en la polea tiene un diámetro inadecuado.
  3. Lesiones mecánicas provocadas por los movimientos de los cables tensos sobre un canto vivo.
  4. Vía estrecha de deterioro resultando en quiebres por fatiga y abrasión. Se debe a que el cable se encuentra corriendo sobre poleas de respaldo pequeñas o porque opera sobre una canaleta de tamaño excesivo.
  5. Daño severo en los cables de torcido derivados de la abrasión en los puntos de entrecruzamiento.
  6. Daños relacionados con la presión excesiva ejercida en una polea con la exposición del alma del cable.
  7. Corrosión excesiva a causa de la inmersión de los cables en líquido tratado de forma química.
  8. Quiebres en los alambres causados por la fatiga.
  9. Corrosión en el interior de los cables pese a que en el exterior no haya signo de deterioro. Si en los torones hay una falta de espacio, el alma presentará descomposición.
  10. Deformaciones dentro de los cordones causados por tirones o golpes del torque durante su empleo.
  11. Exposición del alma a causa de golpes o tirones.
  12. Deterioro localizado y deformaciones asociadas a una coca anterior en los cables.
  13. Daños en el exterior y corrosión en el interior causada por su uso en ambientes con condiciones poco controladas.
  14. Cables con una «jaula de pájaros» derivadas de tirones o golpes en el torque. Suele encontrarse en las puntas de anclaje.

Como pueden observar son diversos los signos de deterioro que pueden indicar la necesidad de remplazar los cables de acero, por lo que es importante que conserven esta lista en sus programas de mantenimiento para evitar pasarlos por alto.

¿Qué no deben hacer para evitar la aparición temprana de los signos de deterioro?

Además de establecer programas de mantenimiento, es importante que pongan atención a las formas en que utilizan sus cables. De esta manera podrán detectar prácticas negligentes que pueden acelerar la aparición de los signos de deterioro. Algunas que deben evitar son:

  • Deben tomar precauciones al almacenar sus cables para que al ser utilizados no presenten daños antes de tiempo. Al almacenarlos procuren usar un espacio exclusivo libre de agentes corrosivos. También es importante que usen un recubrimiento al guardarlos.
  • Eviten enrollar los cables en múltiples capas sobre el tambor ya que puede derivar en un deterioro severo de las capas internas.
  • Al enrollar el cable eviten ángulos excesivos de devanado o hacerlo sin tensión. Si se enrolla de forma inadecuada los cables sufrirán tirones mecánicos o fuertes mientras se utilizan.
  • Eviten el uso de poleas con un diámetro menor al requerido ya que pueden causar devanaciones permanentes y acelerar la aparición de roturas en los cables.
  • Si utilizan en las poleas ranuras o canaletas con dimensiones insuficientes el cable presentará devanaciones y aplastamiento.
  • Eviten devanados con ángulos excesivos ya que esto puede causar deterioros severos en el cable a causa de su roce con las vueltas en el tambor. La aparición de alambres rotos es un signo del desgaste del cable por el mal uso.
  • Eviten la formación de bucles al enrollar o desenrollar los cables de acero.
  • Eviten que se formen cocas. En apariencia las cuerdas de acero para perforadoras hidráulicas pueden enderezarse nuevamente, sin embargo, su rendimiento disminuye.

Cuerdas de acero para perforadoras hidráulicas

Recomendaciones para evitar la formación temprana de deterioro

Para extender la vida útil de sus cables y evitar un deterioro temprano, hay algunas prácticas que pueden realizar, entre las que destacan:

  • Al extraer del carrete el cable, lo recomendable es que coloquen una barra a través del centro e izarlo con bancos o gatos hidráulicos, de modo que pueda girar libremente.
  • En caso de que el cable sea manejado en rollos es importante que el desenrollado se realice por 2 persona. Una debe sujetar el cable en su extremo y la otra debe hacer rodar el rollo sobre el piso para permitir que el cable se desenrolle con total soltura. De esta manera se prolonga su vida útil y evitan que se formen espiras.
  • Al instalar un cable nuevo, deben operarlo primero sin carga para que se ajuste a la maquinaria.
  • Deben calibrar correctamente y acorde al diámetro del cable las poleas a través de las cuales pasa. La ranura debe también estar en buenas condiciones.
  • Al pasar de un carrete a otro, el cable tiene que ser sacado por arriba del carrete lleno e introducido en la parte superior del carrete vacío. Eviten los entrecruzamientos durante el proceso.

Los cables de acero son elementos que requieren inspecciones constantes para evitar la aparición de los signos de deterioro comunes. Lo recomendable es que establezcan programas de mantenimiento y asignen a un personal encargado exclusivamente del uso, instalación y almacenamiento de los cables. De esta manera ahorrarán dinero y evitarán remplazos innecesarios; además, procurarán la seguridad del personal y de las obras donde utilicen las perforadoras.

¡Los mejores cables de acero para perforadoras los encontrarán con Alfo!

Además de saber identificar los signos de deterioro y aplicar medidas para ralentizar su aparición, es importante que adquieran de antemano cables de acero de la mejor calidad. Con Alfo encontrarán cuerdas aceradas resistentes y durables, confeccionadas bajo las normativas API 9-A. Si desean adquirirlos contáctennos al teléfono (55) 5353 1001 o pueden también llenar nuestro formulario con sus datos y solicitud.

Leer más
Tips de inspección para los minicargadores

Tips de inspección para los minicargadores

Si cuentan con minicargadores de la marca Avant o tienen pensado comprar uno con los expertos de Alfo, es importante que tengan a la mano las medidas necesarias para que estos se mantengan siempre funcionales y garantizar la seguridad de sus operadores. Con el fin de ayudarles, en esta nueva entrada de nuestro blog les diremos algunos tips de inspección que prolongarán la vida útil de su minicargador y evitarán diversas complicaciones derivadas del uso continuo.

Cuchara, cilindros y brazos de carga

Para el minicargador que integra un cucharón, deben iniciar su inspección observando de cerca los paneles laterales, el borde de ataque y el fondo. Durante la revisión deben buscar si hay signos de deterioro en los tres elementos, prestar atención especial a la calidad de las soldaduras de las piezas originales o de cualquier trabajo de reparación. Continúen la inspección desde el cucharón hasta llegar a los cilindros de elevación y busquen si hay grietas o fugas.

Posteriormente pasen a revisar los brazos del cargador, y verifiquen si hay dobleces o grietas. Esto último es importante ya que la presencia de una curva o grieta podría ser una señal de que la maquinaria se rodó durante la operación o que fue empujada más allá de sus capacidades. En el caso de comprar un equipo usado o recurrir a los minicargadores en renta revisen si hay una soldadura en el brazo, lo cual puede indicar la existencia de una grieta que fue reparada y que puede repercutir en sus operaciones.

Cabina de operación

Es importante que al menos una vez a la semana revisen los soportes principales de la cabina o estructura de protección contra vuelcos (ROPS) con el fin de detectar si hay daños o curvas que puedan afectar su capacidad de proteger a los operadores en caso de que se presente un vuelco o algún otro accidente. Lo ideal sería no sólo adquirir un equipo con una cabina de alta resistencia, también con amplia capacidad de carga.

También es importante que comprueben la integridad de las pantallas laterales y las estructuras de protección contra la caída de objetos (conocidas también como FOPS). En caso de que cuenten con un modelo de minicargador articulado que presente una cabina cerrada, vale la pena asegurarse de que las ventanas estén bien selladas y no presenten grietas.

Operación general

Ingresen al minicargador observando la condición del interior y verificando si las agarraderas están bien sujetadas a la máquina. Abróchense el cinturón de seguridad y asegúrense de que este sea ajustable; posteriormente giren la llave y observen detenidamente las emisiones del escape. Tras haber pasado 10 segundos el escape debería de aparecer limpio; en caso de que la emisión se mantenga blanca, grisácea o de otro color, vale la pena que hagan una revisión con algún profesional ya que podría ser signo de que existen problemas con el motor.

Una vez hecho lo anterior, levanten el cucharón y manténgalo en esa posición. Si este aditamento cae o se hunde mientras es sostenido por ustedes, esto podría indicar la existencia de problemas hidráulicos. Verifiquen también bocinas, alarma de respaldo, luces, indicadores e interruptores para asegurarse de que todos se encuentren en óptimas condiciones de funcionamiento. Por último observen la lectura en el cronómetro y estimen si la cantidad de desgaste existente en la cabina es adecuada.

Sistema hidráulico y motor

Al salir de la cabina de los minicargadores es importante que revisen si hay humedad en exceso en el sistema hidráulico auxiliar. Abran el compartimiento del motor y busquen si hay algún signo de fugas, acumulación de suciedad o fisuras en las mangueras; asimismo, revisen el aceite, observen el nivel en la varilla de medición y su estado. También verifiquen que los cinturones se encuentren apretados y que no presenten grietas o desgastes.

Es importante que no pasen por alto el filtro de aire. ¿Se encuentra sucio o limpio? Si detectan suciedad, podría ser un indicador de que la maquinaria no fue sometida a mantenimiento adecuado. Para conocer el tipo de mantenimiento o reparación que ha recibido su minicargador no duden en solicitar y revisar los registros de servicio disponibles.

Neumáticos

No deben olvidar que después de muchas horas de uso (aproximadamente 500), la mayoría de los neumáticos comienzan a mostrar señales de desgaste. Es importante que durante las inspecciones de rutina verifiquen que los neumáticos se encuentren bien inflados y que no presenten fugas ni daños. También comprueben que todas las tuercas de las ruedas se mantengan bien apretadas.

Mientras revisen los neumáticos, vale la pena que echen un vistazo debajo del minicargador para comprobar si hay charcos de aceite o fluido hidráulico en el suelo. En caso de detectarlas, es importante que llamen a un técnico con experiencia ya que puede ser la señal de una fuga hidráulica.

Consejos adicionales

Vale la pena que consideren los siguientes tips adicionales para que su minicargador dure muchísimo tiempo.

  • Sigan todas las recomendaciones de limpieza y mantenimiento así como los periodos de servicio que se incluyen en el manual del fabricante.
  • Es importante que los operadores siempre realicen inspecciones previas y posteriores a la operación de los minicargadores.
  • Revisen el deterioro de todos los bujes y pasadores de la pluma.
  • Usen solo accesorios del tamaño adecuado para evitar daños en los cilindros del brazo de elevación entre otros componentes, ya que se puede correr el riesgo de volcaduras.
  • Lubriquen los brazos de elevación, pasadores de pivote y cilindros según sea necesario.
  • Revisen diariamente cada uno de los filtros, asimismo, límpienlos y cámbienlos según sea necesario.
  • Limpien a fondo su minicargador para facilitar las inspecciones y evitar que la suciedad, u otros elementos se adhieran y provoquen obstrucciones.

¡Contáctennos para adquirir los mejores minicargadores!

Si siguen cada uno de estos tips les garantizamos que su minicargador se mantendrá operable y se evitarán deterioros tempranos y accidentes. Si desean adquirir los mejores minicargadores de la marca Avant o alguna refacción, no duden en contactar a los expertos de Alfo al teléfono (55) 5353 1001 o llenen el formulario que encontrarán en nuestro sitio web. Visiten nuevamente este blog si desean conocer más información relevante sobre nuestros productos y servicios.

Leer más
Aspectos que deben considerar al revisar sus cables de acero

Aspectos que deben considerar al revisar sus cables de acero

El cable de acero es un elemento crucial en una gran variedad de actividades, especialmente las de carga y transporte de materiales, asimismo, son necesarios para el correcto funcionamiento de diversos equipos de manipulación y sujeción, como las perforadoras hidráulicas que en Alfo ponemos a su alcance. Es por ello que resulta importante revisar los cables de manera periódica para que las operaciones de las industrias puedan llevarse a cabo sin ningún inconveniente.

Si bien las revisiones son importantes, también lo es el saber qué detalles se deben identificar para determinar si es preciso o no el remplazo de los cables. Con el fin de ayudarles a garantizar el cumplimiento de los estándares de seguridad y calidad relacionados con el manejo del cable de perforadora hidráulica, así como las normativas que regulan el uso de este componente de diversas maquinarias pesadas, en esta nueva entrada de nuestro blog mencionaremos una serie de aspectos que es necesario que consideren durante sus programas de revisión.

Aspectos generales

Debido a que el cable acero es empleado para las labores de carga de objetos sumamente pesados, es común que se produzcan desgastes constantes en esta pieza. Es por ello que el mantenimiento resulta de suma importancia para reducir y ralentizar el inevitable proceso de deterioro. También resulta necesario que el personal o los operadores sean capacitados para que aprendan a detectar los diversos aspectos que pueden derivar en daños.

Si se hace un uso indebido de los cables de acero, es bastante probable que ocurran accidentes de gravedad, ya sean daños en las propiedades, lesiones en el personal, e incluso accidentes fatales. Esto último no puede permitirse por ningún motivo, razón por la que es importante no sólo adquirir y usar cables de la más alta calidad, como los que en Alfo ponemos a su disposición, sino también saber usarlos y mantenerlos en óptimas condiciones.

Ahora bien, las revisiones de los cables para maniobras de carga deben enfocarse en buscar ciertos aspectos que determinan la durabilidad y seguridad de su uso, entre los que destacan fatiga, abrasión, corrosión, desgaste y retorcedura. Todos estos aspectos dictan la utilidad de los cables, pero es importante saberlos detectar y distinguirlos en conformidad con los estándares del sector en el que se opere.

Con respecto a la frecuencia de las revisiones, varían en función del uso que se le dé; por ejemplo, cuando se utilizan diariamente es indispensable que la revisión se realice al menos una o dos veces a la semana de manera detallada antes de usar la maquinaria de forma rápida.

Las revisiones regulares no sólo evitan accidentes, también permiten determinar cuándo es necesario remplazar el cable de acero. Además de las sugerencias señaladas es preciso considerar otros factores como las condiciones ambientales a las que se somete el cable, la aplicación específica que se le dé, entre otros. Inclusive el mantenimiento de otros componentes de las perforadoras hidráulicas tiene repercusiones sobre el cable como los tambores y poleas, razón por la que también es preciso integrar estos elementos en los programas de revisión.

¿Qué aspectos son los que deben buscarse durante una revisión de rutina?

Una vez dicha esta introducción, mencionemos cada uno de los aspectos que su personal debe saber detectar para garantizar el uso adecuado del cable acero.

  • Abrasión. Como mencionamos, existen componentes adyacentes que repercuten en la durabilidad de los cables, entre los que destacan las poleas y los tambores. Los cables que se curven sobre tales elementos inevitablemente se desgastarán. Es por ello importante revisar en conjunto los tres componentes, y remplazar el cable si los cables externos sobrepasan una tercera parte del diámetro original.
  • Esta se presenta frecuentemente por la flexión, siendo más preciso por la vibración que la maquinaria provoca o por la misma polea. Con respecto a las fracturas por fatiga pueden ser internas o externas. Para evitarla y garantizar la durabilidad del cable, lo recomendable es adquirir uno que sea de mayor flexibilidad, además de un tambor y polea de mayores dimensiones.
  • Se refieren a las distorsiones que se presentan de manera permanente. Una vez que los cables se retuercen, resulta imposible volver a enderezarlo lo suficiente para que recupere su fuerza original. Es por ello que si detectan el cable retorcido en su perforadora, deben remplazarlo por una de calidad como el que en Alfo ofrecemos.
  • Corrosión. Se trata de un problema cuya detección no implica dificultad, sin embargo muchos lo pasan por alto y olvidan que es más serio que los desgastes comunes. Deben saber que frecuentemente, la corrosión se da en el interior del cable antes de mostrar sus signos en la superficie; asimismo, generalmente se presenta por falta de lubricación. Si encuentra óxido severo y picaduras es importante que remplacen de inmediato el cable para evitar accidentes.
  • Todo cable nuevo tenderá a estirarse cuando una carga inicial es aplicada. Una vez que ocurre este estiramiento inicial y que se presentan ligeras modificaciones después de varios usos, comenzará a estirarse más rápidamente. Cuando detecten esto, deben entonces recurrir al remplazo.

El mejor cable de acero lo encontrarán en Alfo

Si toman en consideración cada uno de los aspectos señalados, les garantizamos que su cable de acero durará bastante, se evitarán accidentes dentro del área de trabajo, y podrán determinar con precisión cuando es necesario el remplazo. Sin embargo, lo recomendable es que desde un principio adquieran un cable de acero para perforadoras hidráulicas que sea de calidad y con una empresa reconocida por ofrecer insumos para maquinarias pesadas.

Si se encuentran en la Ciudad de México o áreas cercanas y desean los mejores cables de acero en el mercado, no duden en acercarse a Alfo. Pueden contactarnos vía telefónica al (55) 5353 1001 o llenando el formulario que encontrarán en nuestro sitio web. Les garantizamos que serán atendidos por nuestro personal con cordialidad y sumo profesionalismo. En caso de que deseen conocer más detalles de relevancia sobre los productos y servicios que ponemos a su disposición, no duden en visitar nuevamente nuestro blog.

Leer más
3 Puntos clave para seleccionar un minicargador

3 Puntos clave para seleccionar un minicargador

Para facilitar las actividades y hacerlas cada vez más eficientes, las empresas optan por aprovechar la tecnología y maquinarias, como el minicargador, que es muy versátil y lo suficientemente potente para mover artículos, cargar objetos, excavar, entre otras funciones. Pueden aportar una gran productividad a los negocios y para ello es importante seleccionar el modelo adecuado, por lo que comentaremos los puntos clave que necesita conocer.

1.      Tamaño y capacidad

Hay cinco especificaciones que se deben evaluar al elegir un modelo de minicargador para obtener el equipo adecuado que cubra sus necesidades:

  • Capacidad operativa nominal. Es el peso máximo recomendado para cargar.
  • Tamaño. El área disponible para trabajar.
  • Flujo hidráulico auxiliar. Comprueben que la potencia podrá alimentar los accesorios.
  • Estilo de operación. Los modelos que se montan no solo reducen la fatiga del operador, sino que le dan una vista mejorada del accesorio y el área de trabajo.

2.      Accesorios necesarios

Hay muchos accesorios que se pueden ajustar a los minicargadores diseñados para abrir zanjas, labrar, cavar, mover materiales y otras actividades. Entre los más populares se encuentran:

  • Cucharón. Facilita el trabajo de nivelación y movimiento de materiales.
  • Horquilla de paleta. Carga, levanta, mueve y coloca materiales con precisión.
  • Demuele rocas, concreto y otros materiales duros rápidamente.
  • Pinza industrial. Permite obtener el máximo contacto cuando se trabaja con materiales irregulares.

3.      Mantenimiento

Cada fabricante detalla los requisitos del intervalo de servicio en su manual de operación y mantenimiento; al igual que otras maquinarias, es importante que los conozca y realice el proceso cada que sea necesario. Seleccione un equipo que esté diseñado para trabajar con un mantenimiento mínimo y asegúrese de que la empresa les brinde el servicio técnico.

Tenga en cuenta estos puntos clave al momento de seleccionar minicargadores articulados forestales, para construcción, minería, entre otros. Los mejores modelos los encontrará con Maquinaria Alfo, donde contamos con un amplio catálogo de productos de las principales marcas.

Leer más